La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, analiza dos osamentas localizadas en la zona de Parres, para determinar si alguna de ellas pertenece a Daniela Ramírez Ortiz, la joven de 19 años que desapareció el pasado 19 de Mayo tras tomar un taxi.

Ernestina Godoy, titular de la dependencia, señaló que se están realizando las pruebas de ADN correspondientes y la búsqueda es apoyada por la autoridad federal.

 “Hicimos una búsqueda en Parres, donde encontramos dos osamentas, vamos a ver de quién son, cómo están, esperamos que con las pruebas periciales podamos tener…no está confirmado que sea”.

Señaló que saben que iba en un taxi, ya que el mensaje que le envió a su madre al momento de verse en peligro así lo señalaba.

Comentarios: