21.7 C
Mexico City
jueves, agosto 5, 2021
- Publicidad -

Justicia española dicta sentencia contra tres yihadistas implicados en los ataques terroristas de 2017 en Barcelona y Cambrils

En España, magistrados de la Audiencia Nacional impusieron condenas de 53, 46 y 8 años de cárcel a tres integrantes de la célula yihadista que cometió los ataques terroristas del 17 y 18 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils, que dejaron 16 muertos y 140 heridos.

Se trata de Mohamed Houli, quien fue sentenciado a 53 años y seis meses de prisión y de Driss Oukabir, a quien se le dictó una condena de 46 años. Ambos están acusados de pertenecer a una organización terrorista; depósito y fabricación de explosivos y estragos de carácter terrorista.

Un tercer acusado, Said Ben Iazza, fue condenado a 8 años de cárcel por colaboración con organización terrorista.

Son las únicas tres personas juzgadas por estos hechos, considerados como el segundo mayor ataque terrorista en España después de los atentados del 11 de marzo de 2004 en el Metro de Madrid, que dejaron 191 muertos y unos dos mil heridos.

La historia comenzó en la comunidad de Ripoll, donde el imán Abdelbaki Ess Satty radicalizó a un grupo de jóvenes musulmanes. En una casa ubicada en Alcanar planeaban un golpe de grandes dimensiones para el 20 de agosto, pero su plan se frustró por una explosión accidental el 16 de agosto.

En el lugar murió el líder musulmán y Yousef Aalla, su principal discípulo, en tanto que Mohamed Houli resultó herido, por lo que fue hospitalizado.

En un cambio de planes, el 17 de agosto, uno de los terroristas, identificado como Younes Abouyaaqoub, a bordo de una furgoneta, atropelló a una multitud en las Ramblas de Barcelona, donde 14 personas perdieron la vida.

Al huir a pie, el joven mató a otra persona para robarle su coche. Fue localizado cuatro días después cerca de Barcelona, donde fue abatido por los Mossos D’Esquadra.

Durante la madrugada del 18 de agosto, a bordo de un auto, otros cinco yihadistas irrumpieron en el puerto de Cambrils, donde tras embestir a una patrulla, bajaron armados con hachas y chalecos falsos con explosivos. También fueron abatidos por la policía.

El vínculo entre la explosión de Alcanar y los atentados fue establecido luego de que pasaporte de Mohamed Houli fue localizada en la furgoneta usada para la agresión en las Ramblas de Barcelona.

La furgoneta se alquiló a nombre de Driss Oukabir, mientras que Said Ben Iazza prestó su documentación y otra unidad para comprar y transportar artefactos explosivos.

- Publicidad -

No te Pierdas:

- Publicidad -

Noticias de nuestra network

error: Lo sentimos, El contenido de este sitio se encuentra protegido.