El Centro Nacional de Control de Energía emitió un comunicado donde señaló que el parque de generación de energía que suministra a la Península de Yucatán, propiedad de la Comisión Federal de Electricidad , ha presentado desabasto de combustible, así como incidencias de fallas fortuitas y degradaciones, por lo que se ha afectado de “manera importante” el abasto de gas natural en el sureste del país.

Explicó que el desbasto ocurre a raíz de la explosión en la plataforma marina Abnktatun Alfa, “que pone a Petróleos Mexicanos en permanente estado de fuerza mayor, mismo que libera a la empresa de demandas contractuales debido a eventos que no se pueden evitar”.

Señaló que la decisión de José Manuel Muñoz Villalobos, subdirector de Negocios No Regulados, de poner a PEMEX en dicho “estado de fuerza mayor” hace que los siguientes meses persista la indisponibilidad de gas natural en la Península de Yucatán.

En días recientes, Muñoz Villalobos declaró que la capacidad instalada de generación en la Península de Yucatán era suficiente para sostener el consumo de energía de la región, además de que se contaba con la interconexión hacia el resto del país, a través de las redes de transmisión, por lo que desabastos y apagones, no estarían a la vista; sin embargo contrario a lo que mencionó, no ha sucedido así.

Comentarios: