Foto: PR Image Factory - stock.adobe.com

24 extorsiones telefónicas y fraudes en centros comerciales y supermercados, se registraron entre enero y junio de este año.

De acuerdo con datos de ALTO México, empresa dedicada a reducir los riesgos operacionales en los comercios, de dicha cifra, 16 casos fueron denunciados ante el Ministerio Público.

La cifra representa un incremento importante, ya que en todo 2018 fueron denunciados 20 casos, de los cuales seis llegaron a una carpeta de investigación ante la Procuraduría General de Justicia.

ALTO México detalla que “los miércoles y viernes es cuando más se reciben este tipo de reportes”. A través de llamadas telefónicas, los delincuentes engañan a empleados de la tienda o supermercado para que realicen depósitos bancarios.

Los extorsionadores se hacen pasar por personal de la propia tienda, por ejemplo, el gerente o el contador e, incluso, por empleados del gobierno o grupos del crimen organizado y amenazan que plagiarán o levantarán a los trabajadores.

Con este modus operandi los delincuentes han conseguido depósitos de alrededor de cinco mil pesos.

En el caso de los fraudes, los empleados son persuadidos de que necesitan hacer un pago para ser integrados a un sindicato o recibir algún beneficio laboral.

Comentarios: