(Con  información de EFE e imagen de Mexsport)

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull), tercero en el Mundial de Fórmula Uno, que este viernes marcó el duodécimo tiempo en los entrenamientos libres para el Gran Premio de Francia, el séptimo del año, indicó en el circuito Paul Ricard que se encontró “mucho tráfico” en el segundo ensayo -en el que se marcaron los mejores cronos- por lo que la cosa “no está tan mal”.

“Me encontré mucho tráfico en mi vuelta lanzada, por lo que probablemente se vea peor de lo que realmente es en la tabla de tiempos”, explicó ‘Checo’, nacido hace 31 años en Guadalajara (Jalisco) y que viene de ganar hace dos domingos el Gran Premio de Azerbaiyán, donde elevó a once su número de podios logrados en la categoría reina del automovilismo.

Pérez dio 25 vueltas en la primera sesión, que acabó cuarto, a siete décimas del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), primero por la mañana; y giró 24 veces en el entrenamiento vespertino, que acabó con el duodécimo tiempo, a un segundo y 49 milésimas de su compañero neerlandés.

“Esperamos estar allí o por ahí cerca; y Max (Verstappen, su compañero, líder del Mundial) tuvo un buen día en lo que a ritmo se refiere”, manifestó el bravo piloto tapatío, que, tras lograr en Baku su segunda victoria desde que está en la Fórmula Uno -la primera con Red Bull- y su cuarto podio con cuatro equipos diferentes, es tercero en el Mundial, con 69 puntos.

“Probamos algunos cambios entre las dos sesiones, así que esta noche echaremos un vistazo para ver qué funcionó; y, si hay suerte, podremos encontrar algo de ritmo durante la noche para estar en la batalla mañana”, comentó ‘Checo’, que al ganar en Azerbaiyán igualó las dos victorias que había logrado, hace más de cincuenta años, su compatriota Pedro Rodríguez.

“Llegando desde Bakú, obviamente, ésta es una pista muy diferente, pero continuamos con la buena racha, la comprensión del coche sigue mejorando y hay muchos aspectos positivos de esta jornada con las que quedarse”, manifestó el mexicano este viernes en el circuito Paul Ricard después de la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Francia.