(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

El piloto holandés Max Verstappen fue confirmado como ganador del Gran Premio de Austria, luego de que su triunfo estaba bajo investigación por un rebase sobre el monegasco Charles Leclerc.

A tres vueltas del final de la competición efectuada en el Circuito Red Bull Ring, Verstappen se lanzó sobre Leclerc para concretar un rebase por dentro de la curva tres que mandó a Leclerc fuera de la pista.

Los comisarios, una vez que hicieron el análisis, aclararon que no hubo argumentos para penalizar al conductor holandés, quien así aseguró su sexto triunfo dentro de la máxima categoría del deporte motor.

“En la totalidad de las circunstancias no consideramos que ninguno de los dos pilotos fuera total o predominantemente culpable del incidente. Consideramos que se trata de un incidente de carrera”, se apreció en el escrito.

Al término de esta novena carrera de la Temporada 2019 de la Fórmula 1, el monegasco acusó un mal adelantamiento del conductor de la escudería Red Bull, “no es la forma en que se debe adelantar”, opinó Leclerc.

De esta forma se confirmó la victoria para el equipo Red Bull, que rompió el dominio absoluto de Mercedes en lo que va de la campaña, luego que el finlandés Valtteri Bottas acabó tercero y el británico Lewis Hamilton culminó quinto en este GP de Austria.

Ferrari, que esperaba una sanción que le favoreciera, se quedó con el sabor amargo con Leclerc en el segundo lugar y el alemán Sebastián Vettel en el cuarto peldaño, por lo que el “Cavallino Rampante” todavía no conoce la victoria en el presente año.

NTX

Comentarios: