(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

El holandés Max Verstappen ganó el Gran Premio de Brasil 2019, una carrera que quedará para el recuerdo dentro de la Fórmula 1, y el francés Pierre Gasly lució con el segundo lugar por delante del británico Lewis Hamilton y los Ferrari sufrieron entre sí para abandonar.

El mítico Autódromo José Carlos Pace fue testigo de esta gran carrera en el que sucedió de todo un poco, pero que al final vio vencedor a Verstappen, de Red Bull, quien subió a lo más alto del podio por primera vez en su carrera, tras hacerse en un mismo del GP de la “pole position”.

En segundo lugar se ubicó Gasly, de Toro Rosso, quien por primera ocasión en su trayectoria subió al podio y esto por el aguante en los últimos metros sobre el actual campeón Hamilton, de Mercedes, quien será investigado y su posición está en el aire por un contacto contra el tailandés Alexander Albon (Red Bull), quien de ir segundo terminó en el lugar 14.

Gasly tuvo su revancha luego de iniciar la campaña con Red Bull, pero ante la falta de resultados positivos fue enviado a Toro Rosso con el que ahora logró su resultado histórico.

El español Carlos Sainz (McLaren), quien arrancó en el fondo de la parrilla de salida, se colocó en el cuarto sitio, pero podría ser podio en caso de que una sanción a Hamilton le pueda beneficiar.

Una buena tarea de Alfa Romeo con el quinto y sexto peldaño de esta carrera con el finlandés Kimi Raikkonen y el italiano Antonio Giovinazzi.

El Top Ten lo completó el australiano Daniel Ricciardo (Renault), el británico Lando Norris (McLaren), el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) y el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso).

Verstappen fue un misil en la clasificación y hoy lo volvió a demostrar en el momento adecuado, en la carrera, en Interlagos, frente a un Hamilton que le hizo presión en todo lo que pudo hasta que vio la bandera a cuadros.

El holandés mantuvo la “pole” en los primeros giros de los 71 programados hasta que en la 22 ingresó a pits para soltar el primer lugar y tener ciertas complicaciones pues casi choca en el pit lane contra el veterano polaco Robert Kubica (Williams), quien fue sancionado con cinco segundos.

En ese instante Ferrari, antes de la debacle, dominó la carrera unas vueltas con el alemán Sebastian Vettel, perseguido del finlandés Valtteri Bottas, Albon, Charles Leclerc, Hamilton y Max.

Hasta el giro 27 Verstappen recuperó el primer lugar siempre por delante de Hamilton, Leclerc, Vettel, Bottas y Albon, todo con normalidad hasta ese momento, en una carrera en la que las estrategias estuvieron a la luz del día con más paradas de las presupuestadas en los equipos y dos Safety Car colaboraron en ello.

Pasados los 40 giros de nuevo Max y Lewis entraron a pits para beneficio de Vettel, mientras que más atrás Bottas sostuvo una exigente presión sobre Leclerc hasta que perdió potencia, se acabó el motor y el finlandés abandonó para forzar al primer auto de seguridad en la 54.

Verstappen y Leclerc aprovecharon para entrar a boxes con mejores gomas con un Hamilton líder hasta que en la rearrancada en la vuelta 60 el holandés con gran maniobra pasó al británico para recuperar la punta y desde ahí ya no la soltó hasta la victoria, atrás en tercero se ubicaba Albon.

Seis vueltas más adelante, Leclerc con mejor ritmo superó a Vettel, pero el alemán sacó el orgullo para tratar de recuperarse, pero ambos se tocaron para abandonar la carrera en un ridículo total de Ferrari. El monegasco sufrió en el neumático delantero derecho y el germano en el izquierdo trasero, situación que propició otro Safety Car.

En el relanzamiento, en el giro 69, Verstappen cerró de buena forma rumbo al triunfo y atrás Albon se cerró de más sobre Hamilton, quien con llantas frescas buscaba el milagro sobre Max. El tailandés perdió el segundo puesto con un Lewis que acabó con el alerón delantero dañado y eso lo aprovechó Gasly, quien sin ruido se coló al segundo sitio en una inolvidable carrera en el GP de Brasil 2019.