(Con información de EFE e imagen de Mexsport)

En el relato más actual del fútbol, Holanda contempla a su selección femenina con devoción.

El equipo ‘oranje’ gobierna Europa desde 2017, cuando como anfitrión advirtió al continente del hambre de Lieke Martens, Shanice van de Sanden y Vivianne Miedema.

Durante el último mes, el mundo comprobó que su apetito sigue intacto, con todo un bloque sumándose a la conquista de un nuevo tiempo para el fútbol holandés. Cinco triunfos en otros tantos partidos, de hecho, colocan a la jovial selección de Sarina Wiegman en las semifinales de un Mundial absoluto por primera vez.

Le concede más mérito haberlo logrado en su segundo intento y es que Holanda se presentó ante los ojos del mundo en la cita de Canadá 2015. Entonces se despidió en octavos de final. En Francia esa ronda ya le queda atrás. En semifinales se codea con tres combinados que pisaron el podio en el pasado: Estados Unidos, Inglaterra y Suecia, su rival este miércoles en Lyon. El equipo holandés pierde la comparativa histórica, dado que su adversario fue subcampeón del mundo en 2003 y capturó el bronce en 1991 y 2011.

Las internacionales ‘oranje’, sin embargo, no temen el embate. Se toparon con las suecas en los cuartos de final de la última Eurocopa. Triunfaron las anfitrionas, porque así lo quisieron Lieke Martens y Vivianne Miedema (2-0). Las holandesas salieron victoriosas igualmente en la semifinal ante Inglaterra y en la final ante Dinamarca.

“Ser campeonas de Europa nos hizo más visibles y aquí estamos experimentando lo que es tener el foco sobre nuestro juego”, sostuvo la seleccionadora holandesa Sarina Wiegman en la rueda de prensa previa a la segunda semifinal del certamen.

“Con respecto a la Eurocopa, la diferencia, obviamente, es grande”, coincidió Miedema. “Los aficionados esperan que seamos campeonas del mundo”, apuntó la atacante ambidiestra del Arsenal, la líder ofensiva de su equipo pese a contar tan solo 22 años. Le avalan los 61 goles anotados en 80 partidos con su selección.

El fútbol sueco, en contraste, crece al amparo de Caroline Seger y Nilla Fischer. La edad de ambas está bien adentrada en la treintena; sus botas siguen alimentando los sueños de la selección nórdica, aunque tienen una joven a la que confiar su legado. Stina Blackstenius fue una de las grandes protagonistas en la remontada en cuartos de final ante la escuadra de Alemania.

“Yo creo que con ese triunfo demostramos que estamos preparadas para afrontar grandes partidos”, remarcó Fischer.

Con la sensible baja de Fridolina Rolfö por acumulación de tarjetas, el seleccionador Peter Gerhardsson se propone guiar al fútbol sueco a una nueva final mundialista y seguir alimentando las ilusiones de la vigente subcampeona olímpica.

Todo pasa por imponer el peso de su historia camino del partido por el oro, que se disputará en Lyon el 7 de julio.

– Alineaciones probables:

Holanda: Sari van Veenendaal; Desiree van Lunteren, Stefanie van der Gragt, Dominique Bloodworth, Merel Van Dongen; Jackie Groenen, Daniëlle van de Donk, Sherida Spitse; Shanice van de Sanden, Lieke Martens y Vivianne Miedema.

Suecia: Hedvig Lindahl; Hanna Glas, Nilla Fischer, Linda Sembrant, Magdalena Eriksson; Elin Rubensson, Kosovare Asllani, Caroline Seger; Sofia Jakobsson, Stina Blackstenius y Lina Hurtig.

Árbitra: Marie-Soleil Beaudoin (CAN)

Estadio: Stade de Lyon

Hora: 21.00

EFE