(Con informacvión de EFE e imagen de MEXSPORT)

El Chelsea disputará la final de la Liga de Campeones ante el Manchester City, tras mostrar una clara superioridad ante el Real Madrid en el partido de vuelta de las semifinales, con goles de Timo Werner y Mason Mount (2-0).

La racha de 19 partidos sin perder del equipo de Zinedine Zidane se desplomó en Stamford Bridge, inferior ante el Chelsea y sin capacidad de generar peligro más allá de dos acciones individuales de peligro de Karim Benzema ante las que se lució el portero Mendy.

El encuentro lo encarriló el Chelsea a los 28 minutos, cuando Timo Werner marcó a placer un balón rechazado por el travesaño.

El Real Madrid tuvo vida en la eliminatoria, tras el empate a uno de la ida, gracias a las intervenciones salvadoras de Thibaut Courtois hasta que a cinco minutos del final Mount firmó la sentencia y selló la final inglesa ante el Manchester City en Estambul.