21.7 C
Mexico City
martes, septiembre 28, 2021
- Publicidad -

¿Qué jeringas se utilizan en México para la vacuna contra covid-19?

Las jeringas están contempladas en el cuadro básico, pero sí hay otras mejores en el mercado para hacer más eficiente el proceso de vacunación.

En diciembre de 2020 el gobierno mexicano firmó 6 contratos para adquirir insumos para la vacunación contra la covid-19, 3 de esos contratos fueron para comprar Cloruro de Sodio, que comúnmente se conoce como solución salina y 3 más para adquirir jeringas.

Rocío Valdez Labastida, maestra en rehabilitación neurológica y enfermera clínica con 25 años de experiencia explicó que la solución salina se utiliza en particular para la vacuna de Pfizer porque requiere una recomposición, eso significa que es un proceso más largo porque se requieren dos tipos de jeringas, una de 3 mililitros que sirve para agregar a cada frasco multidosis de la vacuna 1.8 mililitros de solución, (así lo marca el instructivo de Pfizer) y otra jeringa que es de 0.5 mililitros para sacar del frasco la vacuna, le cambias a esa jeringa, le pones otra y te inyectan.

Grupo ACIR obtuvo vía transparencia, los contratos que hizo el gobierno federal a través de la Secretaría de Salud, vía el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia para adquirir los insumos necesarios para la vacunación y destaca que para la compra de Cloruro de Sodio, se pagó un total de 27,006,735.4 (más de 27 millones de pesos) a dos empresas, una se llama PISA S.A. DE C.V. a la que se pagó por dos de esos contratos, 14,422,648 y la otra que se llama  Neolpharma S.A DE C.V. que obtuvo por un contrato 12 millones 584 mil 087 pesos con 4 centavos.

*****

En México hay algo que se llama “Cuadro Básico” que es público y que se utiliza para la definición técnica de los insumos y para que con base en ella se soliciten los productos o medicamentos a los laboratorios.

En ese cuadro aparecen los dos tipos de jeringas que el gobierno pidió a la empresa DL, MEDICA, S.A. DE C.V. una jeringa es de 0.5 mililitros y la otra es de 3 mililitros, la segunda es más grande y no se utiliza propiamente para la vacuna, sino para el proceso de recomposición, del cual ya hablamos, la otra, la chica es la que se utiliza para vacunar a los mexicanos.

En abril del 2021 se dio a conocer que la empresa Pfizer presentó ante la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) en los Estados Unidos, una ”Actualización Regulatoria”, esa actualización presentada en enero de éste mismo año consiste en que de cada frasquito se podrían obtener 6 y no 5 dosis de la vacuna y por eso recomendó el uso de jeringas especiales, esto es; que no dejaran “volumen muerto significativo” pero la decisión de adquirir o no esas jeringas, el laboratorio la dejó en manos de cada país…

¿México hizo caso a esa recomendación de manera que se obtengan 6 y no 5 dosis?

La respuesta es no porque el gobierno mexicano ha comprado, lo que hay en existencia y lo que se encuentra en el Cuadro Básico pero además, desde diciembre firmó los contratos por millones de jeringas.

****

Todo parece indicar que en México se cierran filas en ese sentido porque diferentes sectores piensan que se está haciendo un buen trabajo en cuanto al proceso de vacunación en campo…

Consultamos con Rocío Valdez Labastida, ya habíamos dicho que tiene 25 años de experiencia en enfermería clínica y esta es su opinión…

“El frasco por ejemplo de Pfizer, de la vacuna Pfizer; alcanza perfectamente para las dosis que el instructivo de Pfizer indica que son para 5 dosis, alcanza perfectamente, no se desperdicia. En el frasco multidosis seguramente queda un remanente pero no es un remanente del contenido en mililitros que requiere la vacuna. Pfizer por ejemplo es .3 mililitros, entonces no se desperdicia una, dos o tres dosis completas, no es así”.    

Ella además participa en el proceso de vacunación y ha capacitado a algunas de las personas que forman parte de las brigadas que vacunan.

De acuerdo con los contratos, esta es una de las jeringas que compró el gobierno: “Jeringas. Jeringa desechable para aplicar 0.5 ml de las vacunas: antiinfluenza en adultos; DPT + hepatitis B + hib; DPT y toxoide tetánico; capacidad de 0.5 ml graduada en décimas de ml con dos agujas: Una de calibre 20 x 32 mm para cargar la jeringa con el biológico y otra de calibre 22 x 32 mm para aplicar la vacuna; con émbolo que permita la inutilización de la misma después de su uso. Con la leyenda “Vacunación Universal”. Caja incinerable con 50 Piezas”.

Así está especificado en el cuadro básico y por tanto así se hace el requerimiento en este caso a la empresa DL, MEDICA, S.A. DE C.V.

¿Pero eso significa que no hay algo mejor, es decir, que no hay alguna jeringa mejor?

Rocío Valdés Labastida informa:

“Hay ya vacunas José Antonio, que vienen precargadas, seguramente la industria está pensando en eso que tú estás diciendo, la precarga de las agujas ya vienen con el contenido del biológico exacto y la longitud de la aguja disminuye y aun así va a quedar un remanente ahí pero quizá sea el menor, nosotros no podríamos en éste momento reducir fuertemente éste remanente que queda, nosotros con el mecanismo de aplicación”.

*****

También se buscó información por parte de quienes fabrican esas jeringas y se las veden al gobierno. El laboratorio que entrega las jeringas a la Secretaría de Salud, coincide en decir que se está trabajando con lo que hay en existencia, así lo explicó Adriana Benítez Puebla, gerente de relaciones públicas de DL MEDICA, S.A. DE C.V.

“Tenemos el producto más adecuado, tenemos un producto óptimo, el producto está en base a las necesidades y lineamientos que establece CENSIA, podíamos trabajar en base a una plataforma de tener dos vertientes, la capacitación en la técnica de inyección y también en el uso de los dispositivos”. 

Y por eso la siguiente pregunta que se le hizo es:

¿Se vacuna con lo mejor que existe o con lo que hay? Y la respuesta de Adriana fue que en el mundo no existe una jeringa que garantice que se administra el 100% del medicamento…

“No, ya ahorita en el mercado tenemos otra jeringa que se está entregando, que no está en cuadro básico, evidentemente porque el trámite en cuadro básico es un poco más tardado, hay que preparar todo lo que es la documentación sustento de incorporación a cuadro básico”.  

Entonces sí hay otras alternativas pero no necesariamente están en el cuadro básico y esas nuevas jeringas que ya tiene listas e incluso en campo la empresa, se acercan mucho a lo que sugirió Pfizer y tienen las siguientes características de acuerdo con Adriana Benítez Puebla…

“De menor espacio muerto o bajo espacio muerto que no te permite que una cosita de biológico se quede almacenada, ya está en el mercado, ya se está utilizando, ya se está trabajando. Las empresas que hacemos jeringas ya la hemos entregado, es lo que estamos entregando”. 

Son jeringas que tienen el mismo precio que las que compró el gobierno pero hasta abril de este año, cuando se hizo la solicitud de información, no se mencionan en ningún contrato no obstante que ya se utilizan para satisfacer la demanda que hay porque además explica Adriana, ninguna empresa en el mundo tendría de un día para otro 240 millones de jeringas. Ahora se fabrican en forma paralela las dos jeringas, la que compró el gobierno y la que es de reciente elaboración por parte de esta misma empresa y que ofrece un desperdicio mínimo del biológico.

En cuanto al cuadro básico, más adelante la empresa privada llevará a cabo las gestiones pertinentes ante la autoridad sanitaria para que la nueva jeringa forme parre de esa lista pero por el momento, explicó; no se pueden entretener en ello porque lo importante es seguir fabricando las jeringas que se necesitan.

*******

De los tres contratos para comprar jeringas se contempla el pago (considerando montos máximos de entrega) de $257, 020,750.25   (Doscientos cincuenta y siete millones veinte mil setecientos cincuenta pesos con 25 centavos).

En los contratos se contemplan las 2 jeringas a utilizar que son las de 3 mililitros y la de 0.5 mililitros, sin embargo sí hay diferencia de un contrato a otro en cuanto al costo de las jeringas de 0.5 mililitros, en el primer contrato cada jeringa costó 2.9 pesos y en siguiente 3.12 pesos, por cierto, ese contrato que es el CENSIA-0026/AD, es el más robusto en cuanto a cantidades, ahí se hacen los pedidos más grandes.

Cada contrato del cual es responsable la CENSIA o el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, fue por adjudicación directa y todos se celebraron en diciembre de 2020, 3 con vigencia del 17 al 31 de diciembre y 3 con vigencia del 30 al 31 de diciembre.

- Publicidad -

No te Pierdas:

- Publicidad -

Noticias de nuestra network

error: Lo sentimos, El contenido de este sitio se encuentra protegido.