Piel gruesa y oscura, puede ser indicio de diabetes, enfermedad que puede desencadenar diversas complicaciones a nivel de la microcirculación

En el marco del Día Mundial de la Diabetes que se conmemora el 14 de noviembre, especialistas advierten que la genética de los mexicanos aumenta en 17% las probabilidades de padecer Diabetes tipo II

Es recomendable evitar el tabaquismo, el sedentarismo, tener adecuado control de la hipertensión, del colesterol y alimentación saludable

Se estima que de los 14.2 millones de mexicanos que viven con diabetes hay más de 9.2 millones de personas que están lejos de tener un control de glucosa

La diabetes no duele, hacer un diagnóstico de diabetes, se basa principalmente en la determinación en sangre, para identificar si hay niveles elevados de glucosa

“Señales cutáneas. Hiper-insulinemia, hay manifestaciones en la piel, engrosamiento y sobre todo más color en axila, en ingle, partes del pliegues del cuerpo, en la parte de atrás del cuello, es una señal que puede indicar que hay más insulina, probablemente estamos teniendo etapas tempranas de la evolución de la enfermedad”

De acuerdo con Carlos Sierra, especialista en arritmias, del Instituto Nacional de Cardiología, se trata de un padecimiento que no necesariamente produce síntomas, cuando no se controla temprana y adecuadamente, puede desencadenar diversas complicaciones a nivel de la microcirculación, ya sea neuropatía periférica, nefropatía o retinopatía y macrocirculación, es decir, enfermedad coronaria, enfermedad vascular cerebral y enfermedad arterial periférica, lo que podría implicar muerte cardiovascular prematura, habla el doctor Carlos Sierra, especialista en arritmias del Instituto Nacional de Cardiología

“De los pacientes que tienen diabetes se estima que uno de cada tres tiene ya enfermedad de las arteras del corazón, uno de cada tres. No necesariamente todos van a desarrollar un infarto y no necesariamente todos van a tener complicaciones, pero ya tienen ahí el enemigo en casa”

El doctor Carlos Sierra, director de enseñanza en el Instituto Nacional de Cardiología reiteró que la diabetes tipo II es un padecimiento progresivo que requiere una atención integral, además del acompañamiento del médico y la adopción de hábitos saludables por parte del paciente, para lograr control de la enfermedad

“La diabetes es propiamente una enfermedad cardiovascular, porque finalmente, aunque lo que está afectado es el metabolismo de glucosa, el órgano de choque es el endotelio, que es esta capa que cubre a todos los vasos sanguíneos del cuerpo, a los vasos que van a la cabeza, se puede traducir en enfermedad cerebro vascular, a los vasos que van a darle sangre al corazón, a las coronarias y nos puede traducir en infartos al miocardio”

Respecto a las complicaciones y daños en otros órganos cuando se vive con diabetes sin control, incluso desde los 40 años de edad, habla el doctor Carlos Sierra

“A los vasos que le dan sangre al riñón y puede traducir en problemas de insuficiencia renal crónica o a las extremidades, aquellos pacientes que empiezan a tener problemas para caminar o incluso tienen insuficiencia de la circulación en piernas, es finalmente, el órgano de choque, de la diabetes, el sistema cardiovascular”

Una de las estrategias potenciales para mejorar el logro y la persistencia del control glucémico es introducir el tratamiento de combinación con dos o más medicamentos lo antes posible

“Para controlar su enfermedad, a veces es útil combinar dos pastillas en una, las combinaciones fijas en diabetes han demostrado tener eficacia. Las dos sustancias actúan en mecanismos diferentes, uno de ellos evita la producción de glucosa por el hígado y la otra de ellas, hace que se degrade más rápido esa glucosa que uno tiene después de alimentarse o cuando hay exceso de glucosa”

En términos generales aunque tienen efectos paralelos, no solo sobre la glucosa, ayudan a mejorar también el perfil de lípidos, a mejorar la concentración el manejo de las grasas como fuente de energía y de la propia glucosa