Foto: Ivonne M. Grupo Acir

Con la finalidad de reducir el consumo de bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados con alto contenido de azúcar, grasas y sal, que se han convertido en la causa principal de las emergencias epidemiológicas de obesidad y diabetes, que afectan en mayor grado a la población más pobre del país, la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA) lanza la campaña “Exijamos etiquetados claros para cuidar la salud de nuestros hijos”.

La propuesta de la Alianza por la Salud Alimentaria se basa en el etiquetado frontal recomendado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Fondo de Naciones Unidas por la Infancia, el Instituto Nacional de Salud Pública y el Comité de expertos académicos nacionales del etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas para una mejor salud, conformado a petición de la Secretaría de Salud.

Los organismos internacionales y nacionales dedicados a la salud han recomendado reducir el consumo de alimentos altos en azúcares agregados, grasas saturadas, sal y calorías, por lo cual, un etiquetado frontal que advierta la alta presencia de estos nutrimentos críticos es la opción más efectiva para combatir la obesidad y la diabetes.

“En México la obesidad y la diabetes han alcanzado dimensiones catastróficas que están llevando al colapso del sistema de salud pública. Si en el año 2000 murieron 46 mil personas por diabetes, en el 2016 murieron más de 106 mil personas.

 

Comentarios: