(Con información de EFE e imagen de MEXSPORT)

Iga Swiatek, convertida a sus 19 años en la primera polaca que gana un Grand Slam, venció por 6-4 y 6-1 a la estadunidense Sofia Kenin en la final de Roland Garros 2020.

Swiatek, se convierte en la ganadora más joven de Roland Garros desde Monica Seles en 1992, impresionante por la forma en la que ha ganado y por la tranquilidad aparente con la que lo ha hecho, más propia de una veterana que de una joven de su edad.

Su victoria recordó a la de la letona Jalena Ostapenko en 2017, otra tenista que no tenía palmarés antes de triunfar en París, pero que ganó en un año inspirado en el que acertó a meter sus golpes envenenados de potencia.

La polaca presenta un tenis más rico y variado, es capaz de más cosas y eso promete una jugadora que, a poco que asiente la cabeza, puede quedarse tiempo entre las mejores.

De momento, su triunfo en Roland Garros le sirve para ingresar el el “top 20” desde el puesto 54 y en embolsarse casi 2 millones de dólares, el doble de lo que había ganado hasta el momento.