(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

El atacante francés del FC Barcelona, Antoine Griezmmann, confesó que desde que era elemento de la Real Sociedad de San Sebastián anhelaba disputar un clásico entre su actual equipo y Real Madrid.

“Desde que llegué a la Real, siempre era bonito ver los clásicos por la televisión y ahora es un sueño poder jugarlo y ser yo el actor. El que más me gustó o que me sorprendió fue la ovación del Bernabéu a Ronaldinho en aquel 0-3 en el que hizo un gran partido y todo el estadio lo ovacionó”, confesó.

En su momento, el galo disputó varios derbis de Madrid cuando pertenecía al Atlético; sin embargo, es consciente que este es un compromiso con mayor trascendencia, desde el hecho de que la prensa le dedica varios días a la previa del cotejo.

“Es un partido que todo el mundo espera y del que se comienza a hablar cuatro o cinco días antes. En la previa todo el mundo lo está mirando, es un duelo muy importante tanto para la afición como para los jugadores”, agregó.

Del hecho de que será su primera vez en un duelo de este calibre, el francés aceptó ciertos nervios; no obstante, apela a tranquilizarse, dar un buen partido y disfrutar de la experiencia, ya que es un juego.

“Será mi primera vez, pero, como siempre, intentaré estar tranquilo, prepararlo bien y luego a disfrutar antes, durante y después del partido con los compañeros”, concluyó.

NTX