De Rossi y la Roma retan el invicto del Leverkusen en la Europa League

Paulo Dybala of As Roma during the Serie A match between Juventus Fc and As Roma.

El todopoderoso Bayer Leverkusen del español Xabi Alonso, invicto en esta campaña, se enfrentará este jueves al último rival que le pudo ganar en Europa, la Roma, ahora bajo el mando de Daniele De Rossi, que con el apoyo de un Estadio Olímpico siempre lleno buscará volver a la final de la Europa League.

La reedición de la semifinales de la pasada Liga Europa vuelve a tener muchos alicientes especiales. Ya no está el luso José Mourinho como entrenador romanista, otrora técnico y ‘maestro’ de Xabi Alonso, pero De Rossi y el técnico tolosarra brindarán un duelo entre dos exponentes de la nueva generación de líderes de los banquillos.

Si bien como futbolistas se enfrentaron en 6 ocasiones, con 4 victorias para Alonso -y 1 empate-, será la primera vez que se midan como técnicos. Dos centrocampistas que en su día fueron pieza fundamental de sus respectivas selecciones ahora darán las instrucciones a los suyos en unas semifinales a todo o nada para certificar la final con el recuerdo de las pasadas semifinales que sonrieron a la Loba.

Parte como claro favorito un Leverkusen invicto, con 46 partidos sin perder (38 victorias y 8 empates), y campeón de una Bundesliga histórica. Un equipo programado para no perder, pues no han sido pocos los encuentros en las últimas semanas en los que ha mantenido su condición en los minutos de tiempo añadido.

Xabi Alonso no podrá contar ni con el español Borja Iglesias, lesionado, aunque tiene en Florian Wirtz su mejor baza para confiar en la victoria, un jugador diferencial que es el que más ocasiones de gol ha creado para sus compañeros en esta Liga Europa (24) en la que ha marcado 11 goles, más que ningún otro jugador menor de 21 años desde 2009/10.

La estadística a la que se agarra De Rossi para poder sobrevivir ante el Leverkusen es que los alemanes solo han dejado su portería a cero en uno de los diez últimos partidos disputados fuera de casa en competición UEFA una vez superada la fase de grupos.

Con la única duda del belga Romelu Lukaku, que se marchó lesionado del partido de cuartos de final ante el Milán, De Rossi podrá contar con su once de gala. Con su esquema de 4 defensas, en el que no estará el turco Zeki Celik por sanción, será el neerlandés Rick Karsdop el que ocupe el lateral derecho. El inglés Tammy Abraham asoma como la mejor opción en caso de que Lukaku no llegue al decisivo duelo.

Será el argentino Paulo Dybala, el mejor de los giallorossi, el encargado de poner la magia en la zona de tres cuartos de campo para superar el esquema habitual de 3 defensas y 4 centrocampistas del Leverkusen.

De Rossi examinará en el Olímpico de Roma el invicto de Xabi Alonso con la confianza de ser el último equipo en haber doblegado a los germanos en europa, que sin embargo llegan con la moral por las nubes y como favoritos a todo.

Con información de EFE e imagen de canno73/Depositphotos.com