“Checo” indicó que ya quiere que arranque la actividad en la Fórmula 1.

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull), subcampeón del mundo de Fórmula Uno, declaró, con miras a la primera prueba del Mundial, el Gran Premio de Bahréin, que se disputa esta semana en el circuito de Sakhir, que ya tiene “ganas de que empiecen las carreras” y que “la semana de pruebas” -que tuvo lugar en ese circuito “fue sólida”.

“Al fin ha llegado el momento de volver a correr y tengo muchas ganas de que llegue el fin de semana. Tuvimos una semana de pruebas sólida, en la que optimizados todo lo que pudimos; y el coche se notaba bien. Me alegré de ello y creo que la fiabilidad está ahí”, comentó ‘Checo’, nacido hace 34 años en Guadalajara (Jalisco), con seis victorias en la F1, la primera de ellas en la pista que abre el Mundial.

“Siempre es interesante ver cómo cambian las cosas el primer fin de semana, al afrontar la calificación y la carrera con muchísimos conceptos nuevos en la parrilla. Hay muchos otros equipos que parecen fuertes; pero es muy difícil verlo del todo claro en los test”, comentó el bravo piloto tapatío, que cuenta 35 podios en la categoría reina.

“Hemos tomado una nueva dirección con el RB20 (su nuevo monoplaza) y ya tengo ganas de meterme en el coche en un entorno competitivo para ver cómo estamos en relación a los demás”, dijo.

“No miro a largo plazo. Quiero sentirme a gusto en el coche y tomar las cosas carrera a carrera. Creo que 2024 va a ser una dura batalla entre los equipos, lo que podría convertir en divertidas las cosas”, comentó el mejor piloto de la historia de México con miras a la primera carrera del año, que al igual que la segunda -la de Arabia Saudí- se disputará en sábado y no en domingo, a causa del Ramadán.

Con información de EFE e imagen de Gabriel Ayala