“El Grande” revela que Genaro García Luna fue secuestrado por Arturo Beltrán Leyva

Por segundo día consecutivo, Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, lugarteniente de los Beltrán Leyva, continuó con su testimonio en el juicio que por narcotráfico se le sigue en Estados Unidos a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México.

Durante su comparecencia en la Corte de Distrito Este de Nueva York y ante el juez Brian Cogan, el capo detalló que cuando estalló una guerra interna en el Cártel de Sinaloa, entre la fracción de los Beltrán Leyva y la liderada por Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán, el exfuncionario dijo que se mantendría “neutral”.

Sin embargo, García Luna dejó de responder las llamadas de Arturo Beltrán Leyva, alias “El Barbas”, y se inclinó hacia el bando de “El Mayo” y “El Chapo”, razón por la cual, Beltrán Leyva ordenó secuestrarlo.

“El Grande” abundó que el exsecretario fue “levantado” en la carretera rumbo a Cocoyoc, en Morelos, y trasladado a una casa de seguridad, donde “El Barbas” lo esperaba para exigirle cuentas.

Además, el narcotraficante estaba molesto por la detención de su hermano Alfredo, alias “El Mochomo”, ya que García Luna seguía recibiendo millonarios pagos mensuales a través de Luis Cárdenas Palomino, en ese entonces subdirector de Seguridad Privada de la Secretaría de Seguridad Pública.

De acuerdo con lo revelado por Sergio Villarreal Barragán, Arturo Beltrán Leyva quería demostrarle a García Luna que “para él nada era imposible“ debido a la influencia y poder de su grupo criminal.

El exsecretario fue liberado horas después y pese a lo ocurrido, mantuvo su relación con los Beltrán Leyva a través de sobornos.