Trabajando la inteligencia Emocional en los Adolescentes

Foto: pressmaster / Depositphotos.com

Inteligencia Emocional es la capacidad de entrar en contacto con nuestras propias emociones y la de los demás.

Focos rojos

  • Que duerma mucho o poco
  • Que cambie su alimentación
  • Que esté irritable, llore mucho o se aísle.

Cuando hablamos de adolescentes también pensamos en emociones, se viven muchos cambios, a lo largo de un día pueden vivir muchas emociones desde una felicidad y entusiasmo hasta angustia o tristeza o enojo.

Estamos en una etapa del proceso de desarrollo en donde se busca descubrir la propia identidad.

¿Cómo trabajarla?
En la escucha de sus emociones: para conocer, nombrar y empezar que hacer con ellas.
No juzgar, aprender a escuchar
Enseñarlo a no negar lo que siente
Dar ejemplo

La Inteligencia Emocional trabaja en estos 3 aspectos fundamentales en la vida.

Autoconocimiento: el conocer nuestros estados de ánimo, nuestras fortalezas y debilidades, pero al conocernos tomamos mejores decisiones.

Autorregulación: el control que tenemos sobre nosotros (responsabilidad, autocontrol, adaptación.

Automotivación: No rendirse, conocer que nos ayuda a seguir.

Sin duda tendrá repercusiones en su empatía: no solo empiezan a comprenderse, también se dan cuenta de las emociones y sentimientos de los demás, generan comprensión y asertividad. Todo esto ayuda en sus habilidades sociales, saber escuchar, comunicarse, colaborar, etc…

Un adolescente que trabaje en su Inteligencia Emocional sabrá

  • Conocerse y Reconocerse
  • Tomar mejores y más conscientes decisiones
  • Ser más respetuosos con ellos y con los demás
  • Llevar mejor sus relaciones
  • Sentirse más seguro y confiado
  • Controlar su estrés
  • Fijarse metas y objetivos
  • Sentirse mejor consigo mismos

Con Información de Alicia Rábago