(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

La escuadra del Real Betis Balompié, donde militan los futbolistas mexicanos Andrés Guardado y Diego Lainez, querrá el triunfo a como dé lugar este domingo, una vez que visite al sotanero Espanyol de Barcelona.

Los verdiblancos esperan aprovecharse del mal momento que atraviesan los “periquitos” en la Liga de España para sumar tres unidades que le permitan escalar más posiciones en la clasificación.

Betis tiene 22 puntos en el undécimo escalón y se medirá este domingo a un club catalán que está en crisis y así lo demuestran sus escasos nueve puntos en el lugar 20, último de la tabla.

Por la necesidad del Espanyol no será un examen sencillo para los béticos, que esperan confirmar su despertar en la campaña y cosechar su cuarto triunfo consecutivo tras vencer al Valencia, Mallorca y Athletic Club.

Será un duelo especial para el estratega Joan Francesc Rubi, quien en la campaña pasada dirigió al Espanyol y lo hizo de gran forma, tanto que lo llevó a las competiciones europeas y ahora a pesar de estar en el último puesto de la Liga de España recién clasificó a los dieciseisavos de final de la actual Europa League.

Rubi ahora se debe al Betis y requiere del triunfo, aunque sin el aporte del experimentado mediocampista mexicano Andrés Guardado, quien cumplirá un partido de suspensión por acumulación de tarjetas.

Eso sí Diego Lainez estará disponible y será elección del estratega si lo vuelve a ocupar como sucedió en la jornada pasada, en la que el juvenil tabasqueño fue titular por primera vez en la Liga y dejó una buena impresión en la victoria contra Athletic Bilbao.