(Con imagen de Mexsport)

Lo que tanto se temía en américa ya comenzó a pasar, luego que Rayados confirmara que 11 jugadores y 8 elementos del cuerpo técnico y staff, dieron positivo al COVID, en Coapa estaban a la espera de ver si alguno de sus elementos se contagió, luego de jugar contra Monterrey el fin de semana y este miércoles ya aparecieron dos sospechas.

Guillermo Ochoa y Nicolás Benedetti no entrenaron este día y fueron aislados, al presentar síntomas similares a los de la enfermedad. Es por eso que se le realizó la prueba a estos dos jugadores y a todos los que viajaron a Monterrey, las cuales no se pudieron aplicar antes, porque tenían que esperar el tiempo de incubación del virus para no tener falsos negativos.

Dependiendo de los resultados, las Águilas tomarán la decisión de ver si piden aplazar su juego de la fecha tres contra Juárez.