19 C
Mexico City
sábado, julio 13, 2024
- Publicidad -
InicioEspacio DeportivoLa Superliga y la UEFA se miden frente a frente en la...

La Superliga y la UEFA se miden frente a frente en la vista oral del caso

La Superliga y la UEFA volverán a confrontar este jueves en el Juzgado de lo Mercantil número 17 de Madrid, casi tres años después del anuncio de creación de la competición y la denuncia de sus promotores contra la UEFA y la FIFA por abuso de posición de dominio.

Las partes en litigio defenderán sus posturas sobre un proyecto, respaldado inicialmente por una docena de clubes importantes de España, Inglaterra e Italia en abril de 2021 y ahora solo por el Real Madrid y el Barcelona, en la vista oral del juicio, que prevé desarrollarse en una sola jornada.

Además de escucharlas, para emitir su fallo, la jueza Sofía Gil García debe tener en cuenta el dictamen vinculante emitido al respecto por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) e interpretado de forma muy diferente por promotores y detractores.

La Corte Europea respondió el último diciembre a la consulta sobre esa posible posición de dominio que el juzgado madrileño le trasladó también en abril de 2021, cuando la juez actual no era la titular.

La consulta prejudicial preguntaba si la normativa de la UEFA y la FIFA es acorde al tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), al supeditar a su autorización, bajo pena de sanciones, la creación de nuevas competiciones impulsadas por terceros.

El fallo del TJUE afirma que “la facultad de determinar en qué condiciones pueden entrar en el mercado empresas potencialmente competidoras, habida cuenta del riesgo de conflicto de intereses que genera, debe ir acompañada de criterios que permitan garantizar su carácter transparente, objetivo, no discriminatorio y proporcionado”.

De no ser así, constituyen un abuso de posición dominante, de acuerdo a los artículos 101, 102 y 56 del TFUE. El tribunal señala que las normas sobre la explotación de los derechos de difusión pueden perjudicar a los clubes europeos, a las empresas que operan en los mercados de los medios de difusión y a los consumidores y telespectadores, “al impedirles beneficiarse de nuevas competiciones potencialmente innovadoras o interesantes”.

El TJUE añade que corresponde al juzgado madrileño “comprobar si estas normas pueden, no obstante, beneficiar a los diferentes grupos de interés del fútbol, por ejemplo, mediante una redistribución solidaria de los ingresos generados por esos derechos”.

La Superliga defiende su derecho a competir. La UEFA denuncia su avaricia y egoísmo

Para la Superliga, el fallo del TJUE, emitido el 21 de diciembre de 2023, supone que se “ha ganado el derecho a competir”, que “el monopolio de la UEFA ha terminado y que los clubes son libres de decidir su propio futuro”.

La UEFA entiende que la sentencia del TJUE avala que pueda tener un procedimiento de autorización previa de otras competiciones, con carácter transparente, objetivo, no discriminatorio y proporcionado, a la vez que recuerda que la Superliga nunca ha pedido autorización.

Junto a sus contrarias lecturas, las dos partes han reafirmado sus posiciones, aunque ambas han presentado ciertos cambios. La Superliga en el formato de la competición, que ahora se define como “abierta”, con 64 participantes en tres grupos, ascensos y descensos, y también con un torneo femenino que antes no había.

La UEFA, que postula que la Superliga va contra el modelo europeo del deporte, defendió que la modificación de su normativa, en junio de 2022, para la preautorización de nuevas competiciones, cumple con todas las regulaciones europeas pertinenetes.

Los gobiernos de la UE por “un modelo deportivo basado en la solidaridad”

La posición de la UEFA ha sido respaldada desde el principio por la UE y, hace poco más de un mes todos los ministros de deportes, salvo España, firmaron una declaración “por un modelo deportivo basado en la solidaridad, el mérito deportivo y el impacto social del deporte. El gobierno español renunció firmar por “estar sub iudice el caso”.

Pero los cambios de unos y otros en los casi tres años de conflicto no son el escenario presentando en abril de 2021, que es sobre el que se tendrá que pronunciar la juez de un caso generado por el anuncio de crear una nueva competición para hacer frente a la inestabilidad del actual modelo económico del fútbol europeo” y contra el monopolio de la UEFA.

Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Milán, Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Chelsea, Manchester United y Tottenham eran la Superliga, un torneo con 20 equipos: los fundadores, tres invitados -entre ellos el PSG- y otros cinco que se clasificarían anualmente por su rendimiento. La idea se apoyaba en un préstamo de casi 4,000 millones de euros de JP Morgan.

El anuncio se topó con un gran rechazo social, con aficionados de clubes sobre todo ingleses protestando en la calle, y también institucional, liderado por la UEFA y la Liga española, además de otras patronales europeas, federaciones y clubes (ECA), el COI y la Unión Europea.

Esto y la amenaza de la UEFA de sancionar a clubes y jugadores envueltos en el proyecto hizo a sus impulsores denunciar en el juzgado madrileño, que otorgó las medidas cautelares para evitar esas sanciones y elevó la consulta al TJUE, cuando su titular era el juez Manuel Ruiz de Lara.

El tribunal elaboró primero una resolución no vinculante del abogado griego Athanasios Rantos, el 15 de diciembre de 2022. En ella respaldó claramente la actuación de la UEFA y la FIFA, que está en rebeldía procesal por no comparecer como codemandada dentro del plazo, de un caso que sigue en busca de solución.

Con información de EFE e imagen de yorgy67/Depositphotos.com

Must Read