(Con información de Notimex e imagen de Mexsport)

Con un estadio que mostraba muchos huecos y que a duras penas llegó a estar a la mitad de su capacidad y con un accionar de muchos contrastes en la cancha, los Rayados de Monterrey derrotaron 3-2 al Puebla, en juego de la Jornada 10 de la Liga MX, que se jugó en el Gigante de Acero, casa de los Rayados.

Los regiomontanos salieron con una alineación cautelosa que, desde el silbatazo inicial, se vio que dependería de lo que hiciera el cuadro poblano, para tomar la iniciativa. Y así fue, los camoteros salieron con una marcada línea de cinco que permitió a los rayados tener un juego un poco más tirado al ataque, pero sin ser el Monterrey avasallador de torneos anteriores.

Y fue cuestión de tiempo para que los rayados obtuvieran la recompensa a su insistir en la cancha, ya que al minuto 19 y gracias a un penal cometido al colombiano Avilés Hurtado, los del norte tomaron la ventaja (1-0) gracias al excepcional cobro de Nicolás Sánchez.

Después del gol Puebla dio muestras de querer meterse al juego y fue hasta el minuto 25 cuando los visitantes elaboraron la jugada más peligrosa sobre el cuadro de Marcelo Barovero, pero la jugada no pudo ser concretada por los poblanos.

El segundo gol rayado cayó por un cabezazo de Rogelio Funes Mori, al minuto 39, con lo que el partido cayó en un marasmo, pues lo que más deseaba el Puebla era que se acabara el partido.

Al minuto 41, el defensa regiomontano César “Cachorro” Montes, entró a buscar un remate a un tiro de esquina, pero tuvo un fuerte choque de cabeza con el defensa poblano Maximiliano Perg, del que sacó la peor parte el defensa regiomontano, quien tuvo que ser sustituido por Edson Gutiérrez.

Al reinicio del partido, Monterrey se desmoronó, mostró la otra cara de la moneda y ofreció muchos espacios al Puebla, que los supo aprovechar para hacerse de las mejores opciones de gol.

Puebla generó la oportunidad mejor orquestada en todo el partido, la cual terminó en el gol de Lucas Daniel Cavallini, para acercar a los de La Franja en el marcador (2-1). El gol de Cavallini hizo que Monterrey cayera en más imprecisiones, que los poblanos supieron aprovechar y hacerse del balón para generar más llegadas sobre la portería regiomontana.

El gol del empate de los “Camoteros”, llegó al minuto 64 por parte de Brayan Angulo en un contrarremate dentro del área chica que Barovero no pudo contener, pues el remate fue a bocajarro.

Tras la igualada, Monterrey se transformó y mostró mejoras al ataque, tanto que al minuto 76, Nicolás Sánchez volvió a poner adelante a los regiomontanos, al rematar con la cabeza un centro de John Stefan Medina, quien de tiro de esquina puso un balón preciso para que Sánchez marcara su segunda anotación de la tarde.

Monterrey terminó con un equipo replegado y “pactando” el resultado con un Puebla que no quiso tirarse al frente y prefirió guardar el marcador, aunque éste no le favoreciera.

Buen trabajo de Fernando Hernández, quien amonestó al ’28 a Rodolfo Salinas (de Puebla) y a Nicolás Gabriel Sánchez, por los Rayados, estuvo bien apoyado en las bandas por Pablo Israel Hernández y José Alfredo López

En la jornada doble que se viene, Monterrey visitará el miércoles al Cruz Azul, en la jornada 11 y el sábado recibirá a los Tigres de la UANL, como parte de la jornada 12, en el Clásico del Norte. Por su parte el Puebla se quedará en Monterrey, ya que el martes enfrentará a los Tigres y el viernes recibirá al León en la Angelópolis.

Alineaciones:

Monterrey: M. Barovero, S. Medina, C. Montes (42, E. Gutiérrez), N. Sánchez, J. Gallardo; J. González (al ’76, C. Rodríguez), C. Ortiz, M. Meza, A. Hurtado, D. Pabón, R. Funes Mori (al ’78 V. Janssen). D.T. Diego Alonso

Puebla: N. Vikonis, B. Angulo, C. Rodríguez, J. Zavala, M. Perg, N. Vidrio, R. Salinas (al ’45, C. Tabó), P. González, O. Fernández, L. Cavallini (al ’81, G. Alustiza) y D. Abella (al ’59 J. Acosta). D.T. Juan Reynoso.