Este fin de semana durante un mitin del presidente Andrés Manuel López Obrador en el estadio de beisbol “Teodoro Mariscal” de Mazatlán, Sinaloa, un grupo  de manifestantes con matracas y al grito de “estancias sí” le exigieron mantener el programa de la antigua Sedesol que apoyaba a padres trabajadores. 

En respuesta el primer mandatario se comprometió a que el apoyo seguirá pero reiteró, como lo ha venido diciendo desde que denunció una serie de irregularidades en el programa, que el Gobierno de México ya no dará recursos a las organizaciones que administraban las estancias. 

“Va a llegar el apoyo a madres y a padres, les va a llegar con una tarjeta si apoyo pero no a las organizaciones.”

Cabe destacar que independiente a las manifestaciones, una vez que cayó la noche, los asistentes al evento, cuál si estuvieran en un concierto, iluminaron el estadio con sus teléfonos celulares.