Los teléfonos móviles continúan evolucionando, ya no solo basta con tener una gran pantalla y memoria suficiente para tener decenas de apps y contenido, los fabricantes han dado un nuevo salto y en el marco del World Mobile Congress que se realiza en Barcelona, han comenzado a presentar los teléfonos plegables.

Son dispositivos cuya pantalla doblada es de más de 6 pulgadas y al desdoblarlos llegan a las 8 pulgadas, es decir se convierte de una phablet a una tablet mini, los primeros en iniciar en este nuevo segmento fueron Samsung con su Galaxy Fold y Huawei con su Mate X.

No solo se incrementó el tamaño de los dispositivos, sino también sus precios, Samsung tendrá su dispositivo en un precio base de $1,980 dólares, poco más de 38 mil pesos, mientras que Huawei pondrá a la venta su nueva terminal en $2,300 euros, más de 50 mil pesos.