Fue atacado el centro cultural y restaurante Cultubar Hostería la Bota, en pleno centro de la Ciudad de México, por un grupo de sujetos que presuntamente intentaron extorsionar al personal la noche del pasado lunes 28 de enero.

Fue en punto de las 22:48 que dos hombres ingresaron al local y abordaron a los clientes de la primera mesa con la que se encontraron, a quienes les exigieron que entregaran sus sus pertenencias, por lo que uno de los empleados se acercó para ver lo que estaba ocurriendo.

Luego de conversar por unos momentos, el par de sujetos comenzaron a agredir verbalmente al empleado indicándole que se saliera del local y a los pocos segundos se abalanzaron a golpes sobre él. El resto de los trabajadores de La Bota salieron a defender a su compañero, quien ya se encontraba sobre la vía pública, mientras los comensales observaban sorprendidos los hechos.

Posteriormente, luego de que los agresores se alejaron por unos momentos, regresaron al local con más personas e ingresaron para destruir mobiliario y seguir golpeando al personal y a comensales, tras lo cual, algunas personas resultaron con costillas fisuradas, dientes rotos, narices partidas, patadas y puñetazos, según dio a conocer la Hostería a través de sus redes sociales.

Cabe señalar que los trabajadores aseguran que se alertó a las autoridades desde el primer momento en que se dio la agresión, sin embargo nunca llegó ningún elemento para auxiliarlos, a pesar de que fueron más de 20 minutos de violencia en el lugar.

Agresión a La Bota

A TODOSEl pasado lunes 28 de enero, nuestro centro cultural y gastronómico “Hostería La Bota” fue atacado por la delincuencia. Al frenar un intento de extorsión, un “asalto sutil” a unos clientes por parte de un par de individuos que los amedrentaban para sacarles dinero, nuestro equipo de trabajo fue golpeado severamente. El resultado quedó registrado en videos que fueron enviados a la prensa y entregados a las autoridades correspondientes. Sufrimos de costillas fisuradas, dientes rotos, narices partidas, patadas y puñetazos. Y cabe señalar aquí, que pese a todos los llamados a la policía desde el primer segundo de la agresión, ésta nunca llegó. De haberlo hecho, se pudo haber evitado que la banda de delincuentes se agrupara y regresara con más fuerza, destruyendo el mobiliario y golpeándonos por segunda ocasión. Incluso, a una patrulla que pasó por la esquina se le pidió ayuda con desesperación y ésta, siguió su camino con indolencia.Toda vez que ya hemos levantado y ratificado actas cada uno de los agraviados, ya realizados los partes médicos y atendidos los daños físicos a nuestros compañeros, hacemos un llamado a las autoridades para que nos ayuden. Pedimos a todas las instituciones dedicadas a proteger el estado de derecho, cuya labor principal es garantizar la seguridad de los ciudadanos, que cumplan con su trabajo. Muchos de los que trabajamos y habitamos en el Centro Histórico nos sentimos indefensos, con miedo, en riesgo. Esto debe parar de una vez.Exigimos con urgencia que nos dejen vivir y trabajar en paz. Queremos transitar con libertad por nuestra ciudad. Basta ya de asaltos, secuestros y extorsiones.Los trabajadores de Hostería La Bota, así como todos los locatarios que en verdad aman servir al otro, por supuesto apoyados por nuestros clientes y amigos, tantos y tantos paseantes nacionales o extranjeros que no queremos ver morir este entorno, lo demandamos inmediatamente.ANTES DEL FIN DE ESTE MUNDO, ESCRIBIREMOS OTRO.

Posted by Cultubar Hostería La Bota Oficial on Tuesday, February 12, 2019

Además, aseguran que se solicitó apoyo “a una patrulla que pasó por la esquina se le pidió ayuda con desesperación y ésta, siguió su camino con indolencia.”