Foto: Hortigüela-stock.adobe.com

El corazón roto se asocia con cuestiones de desamor y en el aspecto emocional, pero a veces es tan profundo que el dolor llega a ser físico.

De acuerdo con un estudio del Hospital Universitario de Zúrich, en Suiza, no se trata de un dolor del corazón, sino un problema relacionado con el cerebro.

Explican que el corazón se puede debilitar físicamente y posiblemente falle como resultado de un evento emocional o estresante, como una muerte o una ruptura.

En el análisis, las personas con síndrome del corazón roto presentaron menos comunicación entre las regiones del cerebro responsables de controlar las emociones y las respuestas del cuerpo físico.

Los estudios han revelado es que es más común en mujeres, con solo 10 por ciento de los casos ocurridos en hombres.

Es posible que los músculos dañados del corazón se recuperen en pocos días, semanas o meses, para algunos, la condición puede deteriorarse y volverse fatal.