Una tarjeta de presentación fue prueba suficiente para acusarlo de homicidio

Foto: kaninstudio/ Depositphotos.com

En ocasiones el actuar de la justicia no es entendible sobre todo cuando se tienen resoluciones que se contrapuntean y deja en el desamparo a quienes han demostrado su inocencia, tal es el caso de Víctor Hugo Martínez, fue acusado de un homicidio perpetrado en 2017, la única evidencia en su contra fue una tarjeta de presentación que se encontró en el lugar de los hechos y misma que en un inicio no fue presentada como prueba.

La señora Regina, madre del imputado, ya no sabe que hacer, invirtió todos sus recursos para demostrar la inocencia de su hijo, lo logró, pero ahora la resolución fue revertida por la Magistrada Martha Patricia Tarinda Azuara, quien considera que la tarjeta de presentación es prueba necesaria a pesar de que nadie lo reconoce.

“Nadie lo reconoce, nadie lo señala, el retrato hablado no coincide para nada con los rasgos de mi hijo, todo son contrarios a lo que dicen, nada lo señala culpable, tan es así que tres jueces le dan su decisión absolutoria de manera unánime”

Entre los datos de prueba aportados se encuentra que el día y la hora del homicidio, Víctor Hugo, se encontraba tramitando un acta de defunción, ya que por más de una década se ha dedicado a los servicios funerarios.

Fue detenido el 10 de Mayo de 2019, sin que se siguieran los protocolos y presentado a audiencia el 11 de Mayo, en el homicidio estuvo presente el esposo de Viridiana, quien ya no pudo acudir a las audiencias para ratificar lo que pasó ya que también lo mataron.

“Solo por una tarjeta que encontraron en el lugar, la persona que según la encontró se la guardo como por 7 u 8 meses, hasta ese entonces manifestaron la tarjeta, no fue cubierta como se debió haber resguardado”

Ante esta situación la familia solicita al Poder Judicial de la Ciudad de México y en su caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que revisen el caso, ya que se está cometiendo una injusticia.

Víctor Hugo quedó el 14 de Enero de 2020 y hoy de nueva cuenta lo busca la justicia a pesar de haber comprobado su inocencia.