Los taxistas organizados de la Ciudad de México, no piensan dar ni un paso a tras hasta lograr que el Gobierno Capitalino cumpla su promesa de regular a las aplicaciones de transporte privado y se ponga el piso parejo, ya que ellos no pagan diversos impuestos, ni verificaciones especiales, incluso pueden trabajar con placas de otra entidad y cargar pasaje en cualquier lugar.

Ignacio Rodríguez, presidente del Movimiento Nacional taxista en la Ciudad de México, advirtió que en caso de que la Secretaría de Movilidad siga sin tomar cartas en el asunto, después de la Semana Santa realizaran el cierre de vialidades, por lo que en advertencia cerraron Av. Insurgentes a la Altura de Álvaro Obregón.

AUDIO “Desconocen cuál es el padrón real de vehículos que trabajan en esas empresas, existe una discriminación hacia nuestro trabajo al permitirles operar sin restricciones”