Ante el incremento en el robo en transporte público de teléfonos celulares, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México emitió una serie de recomendaciones para que la ciudadanía no sea víctima de los delincuentes.

Mientras se utiliza el transporte público, es necesario no utilizar audífonos, ni manipular el celular cerca de las puertas de ascenso y descenso, ya que esto lo convierte en una víctima más fácil para los ladrones.

De ser posible evite guardar los teléfonos de sus familiares como papá o mamá, tampoco almacene información bancaria. Es recomendable no traer fotografías o videos de familiares cercanos.

Si es indispensable utilizar el celular, que sea con discreción y también contestar las llamadas donde uno se sienta cómodo y seguro. De igual modo es recomendable que se bloquee de manera automática el teléfono e instalar algún programa para poder rastrearlo.