En el marco de las acciones para erradicar de la actual administración a funcionarios corruptos la Secretaría de la Función Pública, llamará en los próximos días Sergio Fontes Granados, Oficial Mayor del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, para que rinda cuentas, ya que ante el cúmulo de denuncias en su contra como abuso de autoridad, extorsión y corrupción, fue destituido de su cargo por el Tribunal pero nunca se cumplió la orden de separarlo del cargo.

Cuando era director general Jurídico y de Gobierno de Xochimilco, fue denunciado entre otras cosas por extorsionar a más de siete mil tianguistas, solapar las fiestas ilegales donde se llegaban a juntar más de 3 mil menores de edad donde se vendían bebidas alcohólicas adulteradas, incluso fue nombrado como el líder del “Cártel de Xochimilco” por lo que cual tuvo que renuncia en 2014.

Este personaje asegura que cuenta con suficiente “ayuda” y amistad de gente cercana al Presidente Andrés Manuel López Obrador, entre ellos una hija de José Agustín Ortiz Pinchetti, recientemente nombrado titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales.