Un cura pederasta recibió una sentencia de 63 años por parte de un juez en la Ciudad de México. Con esto Carlos López Valdez es el primer sacerdote sentenciado por este delito en la capital del país.

El ex sacerdote fue acusado de delitos de abuso sexual y corrupción de menores, cometidos entre 1994 y 1998 en la Arquidiócesis Primada de México. Fue detenido en septiembre de 2016 tras varios años de búsqueda.

Sobre esta decisión, Jesús Romero, una de las víctimas, confió en que con esto se fije un precedente y sirva para que las víctimas de algún abuso denuncien y se haga justicia.

AUIDO: “Para todas las autoridades eclesiásticas que desestimaron la denuncia, yo quisiera que ellos respondieron, ellos en su momento argumentaron que yo estaba mintiendo, que quería dinero, que quería atacar a la iglesia”