Foto: Especial
Foto: Especial

Se cumplió un mes del secuestro y homicidio del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo, hasta el momento no se tiene ningún detenido y tras revisar las cámaras de videovigilancia y las evidencias, las autoridades centran su atención en 3 líneas de investigación.

La más fuerte, continúa relacionada con su círculo cercano, una de las sabanas con las que fue envuelto, tenía una etiqueta que decía “Familia Hernández Guarneros”, quienes eran cercanos a la víctima.

La investigación la lleva la Fiscalía para el delito de secuestro y no la Fiscalía de homicidios; Un agente de investigación, dos policías preventivos y un Ministerio Público, son investigados por su actuar en este caso.

En los próximos días, podría tenerse al primer detenido por el secuestro y homicidio de este joven.

Comentarios: