El caso del doble feminicidio perpetrado en la colonia Santa Rosa Xochiac de la delegación Álvaro Obregón está lejos de resolverse, ya que dos de las tres líneas de investigación abiertas han quedado descartadas.

Las parejas sentimentales de Graciela y Sol Cifuentes quienes estaban bajo la lupa al no poder localizarlos, decidieron presentarse ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México de manera voluntaria a fin de rendir su declaración, incluso han estado acompañando y ayudando a los familiares de las víctimas para esclarecer este hecho.

La línea de investigación que continua abierta es el robo y venganza por parte de albañiles que ayudaban a la familia a reconstruir su casa, toda vez que el automóvil que había sido robado de la escena del crimen fue encontrado cerca de la zona donde habitan los trabajadores, aunque conforme pasan los días esta línea se va debilitando.