A pesar de que en teoría todos los automovilistas deberían de conocer y respetar el reglamento de tránsito, en algunas ocasiones hacen caso omiso y cuando los quieren multar no quieren asumir su responsabilidad.

La mañana del jueves en las inmediaciones del paradero de Tacubaya, una mujer de 44 años que iba hablando por teléfono mientras conducía, fue detectada por policías de tránsito, al señalarle la infracción que había cometido y que sería multada, intentó darse a la fuga pero en su huida atropello a una oficial.

Se realizó una persecución que terminó en Viaducto Río Piedad con dirección al Aeropuerto, antes de Patriotismo, donde se logró su detención y fue trasladada ante el Ministerio Público a fin de deslindar responsabilidades.

La camioneta en la que viajaba tiene tres infracciones por conducir a exceso de velocidad, emitidas en marzo, junio y agosto de 2017, y una más, ya cubierta, por estacionarse frente a rampas peatonales.