La colonia Mixcóatl en Iztapalapa, fue el escenario de una tragedia, un pequeño de un año 11 meses, perdió la vida al ser atacado por un perro de la raza Pitbull, a pesar de los intentos de los vecinos para ayudarlo, nada se pudo hacer para salvarle la vida debido a que las heridas eran muchas.

Los primeros reportes señalan que subió a la azotea con su mamá quien estaba tendiendo la ropa, ahí se encontraba amarrado Rugal, el pequeño lo vio e intento jugar con el animal, pero este reacciono de forma violenta.

La llegada de los paramédicos solamente fue para certificar la muerte, el perro fue asegurado por personal de la brigada de Vigilancia Animal, su dueño fue puesto a disposición del Ministerio Público, donde se inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo.

Comentarios: