Las acciones para detectar y erradicar el lavado de dinero por parte de la delincuencia organizada, han dado buenos resultados, en 2017 la Procuraduría General de la República logró aseguramientos por más de 866 millones de pesos y más de 19 millones de dólares.

La Unidad Especializada en Análisis Financiero de la SEIDO detalló que de este aseguramiento 15.2 millones de pesos y 5.6 millones de dólares fueron en efectivo, 851 millones en cuentas bancarias en moneda nacional y 13.6 millones en cuentas bancarias en dólares americanos, así como 26 inmuebles y cuatro vehículos terrestres.

De igual modo se logró la desarticulación de cuatro células delictivas, la puesta a disposición ante el Ministerio Público de 10 personas imputadas: un jefe de grupo, dos operadores financieros y siete integrantes.