México tiene toda la capacidad para resolver el problema de los desplazamientos de población indígena por violencia interna como los que se han presentado en Chiapas.

José Graziano, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) explicó en conferencia que a pesar de que la violencia tiene una relación directa con la falta de seguridad alimentaria la situación en México no están grave como en otras naciones.

 “México tiene toda la capacidad, México no está -para la FAO- entre los casos extremos de guerra civil como el caso de Irak ó Yemen u otros países africanos”, señaló el diplompatico.

José Graziano director de la FAO precisó que como organización están dando seguimiento al conflicto en Chiapas junto con la Secretaría de Agricultura federal la cual está implementando programas sociales en la zona para generar condiciones que les permita retornar a sus lugares de origen con mejores condiciones.

“Nosotros estamos acompañando el desplazamiento forzado particularmente en Chiapas y vemos que las acciones tomadas son las adecuadas, tratar de extender los programas sociales en primera instancia”, concluyó Graziano quien participó en la inauguración del Primer Foro de Alto Nivel: Empoderar a las Mujeres Indígenas para Erradicar el Hambre y la Mal nutrición en América latina.