Uno de los lugares por todos conocido donde se venden animales sin los permisos necesarios y los mantienen en condiciones poco saludables, fue supervisado por las autoridades, se trata del Mercado de Sonora en la Ciudad de México.

Elementos de la Procuraduría General de la República cumplimentaron una orden de cateo en dicho lugar para rescatar a decenas de especies animales protegidas, se aseguraron vivos, 17 cotorros argentinos, 28 pericos atoleros, un tecolote bigotudo, un loro cabeza de viejito, una víbora de cascabel, una víbora de cascabel cola negra, seis culebras de agua y dos víboras cincuates.

También se aseguraron, sin vida, cuatro cadáveres de cotorras cuchas, cinco pericos atoleros, un loro cabeza amarilla, una cotorra guayabera y un cocodrilo pantano.