Las extorsiones telefónicas se incrementaron un 90% en la capital del país durante la presente administración, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México dio a conocer que mientras en el periodo enero-agosto de 2012 se registraron 77 mil reportes, en este año ya van 148 mil.

De estas denuncias en 2012, 768 extorsiones se consumaron y en lo que va de 2018 son 914, el modus operandi que prevalece es “El chillón”, donde se escucha a un presunto menor de edad llorando diciendo que ha sido privado de su libertad, o es un delincuente que amenaza con hacerle daño a la familia de la víctima.

La mitad de los intentos de extorsión se da entre las 12 del día y las 6 de la tarde, el 61% de las llamadas se realizan a un teléfono fijo y el 45% de los pagos son a cuentas bancarias proporcionadas por tiendas de conveniencia.