Foto: Manuel Hernández

Ha pasado más de una semana desde que los elementos de la Policía Federal que no quieren pertenecer a la Guardia Nacional alzaron la voz, no existen acuerdos concretos y se gestaron dos bandos.

La autoridad resalta que 5,953 uniformados, se han acercado a las mesas de información, donde se les dan a conocer las opciones de trabajo que tienen, sin que esto signifique aceptar alguna de ellas.

Un bando desea continuar con las mesas de negociación con sus mandos y las cuales serán permanentes hasta que desaparezca la institución, otros están optando por la vía legal e intentando buscar el apoyo de los legisladores para lograr una indemnización.

Comentarios: