Ante el incremento en el robo de celulares, las casas de empeño redoblan sus medidas de seguridad a nivel nacional, para evitar que estos aparatos intenten ser colocados por los delincuentes en estos establecimientos.
Roberto Alor, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (AMESPRE), informó que existen más de 10 mil establecimientos formales  y poco más de 2 mil informales, por lo que en las casas de empeño legalmente establecidos se consulta la base de datos del Sistema Internacional de Identidad de Telefonía Celular (IMEI, por sus siglas en inglés) incluso dijo se busca que, como medida de seguridad, se incluya el reconocimiento facial.
El también director general de Prendamex, explicó que se tiene una amplia colaboración con las autoridades de justicia de todo el país, a quienes se les reportan las operaciones inusuales.