Tras 14 días de intensa búsqueda por parte de las autoridades ambientales, el mono capuchino que se encontraba en la zona de las Lomas de Chapultepec fue localizado y capturado.

Fueron elementos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en coordinación con personal de la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaria de Seguridad Pública de la Ciudad de México y dos fundaciones, quienes lograron ubicar al animal en la cerrada de Mil Cumbres en la Colonia Lomas Altas tras recibir varias denuncias ciudadanas.

Al mono se le aplicó un dardo tranquilizador para poder capturarlo mediante redes y guantes especiales, se le trasladó al Zoológico de Chapultepec para valorarlo físicamente. En una primera revisión ocular, se observa bajo de peso, sucio, con ectoparásitos externos, y una lesión en un colmillo; se trata de un ejemplar macho y no cuenta con chip de identificación, lo que demuestra que no fue adquirido de manera legal.