Las autoridades de Michoacán ya investigan un video que circula en redes sociales, donde una niña que está atada y amordazada, es insultada y denigrada por la que señala es su madrasta.

En el video de tres minutos, esta mujer le dice a la pequeña que nadie la quiere, que incluso es un estorbo para su papá. La pequeña no puede decir nada, ni defenderse, solamente rompe en llanto.

Le recalca que su madre la dejó y fue ella quien le enseño a hacer diversas cosas sin que fuera su obligación.