El Buró Federal de Investigaciones, FBI por sus siglas en inglés, admitió este viernes que ya habían recibido una alerta sobre Nikolas Cruz, el responsable de la masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas, en Florida, pero fallaron en seguir los protocolos de investigación.

De acuerdo a la información del FBI, estos procedimientos no se siguieron, ya que la información fue recibida el pasado 5 de enero por una de sus oficinas y no fue proporcionada a la agencia de Miami.

Por este motivo fue que no se realizó ninguna investigación en ese momento; sin embargo, se detalló que el 5 de enero una persona cercana al atacante se comunicó con la agencia para reportar la posesión de armas de Nikolas cruz y su intención de asesinar personas.