Tan cercano considera Ryan Reynolds a su personaje “Deadpool” de la cultura mexicana, que no sólo vino a nuestro país para hablar de su segunda película, sin que además recorrió una parte de la Ciudad de México a bordo de un microbús que partió del Ángel de la Independencia.

Antes de subir a la unidad, el actor canadiense de 41 años repartió autógrafos.

Durante la conferencia que ofreció, Reynolds confesó que encarnar al personaje de Marvel es su gran privilegio como actor: “Yo pienso que ya son 10 años. Para mí ha sido uno de los papeles más grandes que he podido interpretar, creo que hablar de un legado para mí no tiene mucho sentido, el legado es de los fans”.

“Deadpool 2” llegará a los cines 18 de mayo, y Reynolds aún no sabe si la historia tendrá una tercera parte, aunque se prevé que así sea con el éxito que representa en taquilla, a pesar de tener clasificación “C”.

En la conferencia, el actor también contó que una de las cosas que le fascinan del personaje es que tiene una “mentalidad de niño” que le permite, de alguna forma, “filtrar” el dolor, ya que atraviesa situaciones difíciles. Es un “mecanismo” que, aseguró, siempre ha admirado en las personas.

En cuanto a él, opinó que saber tomarse a sí mismo con humor ha sido una de sus mayores fortalezas: “Si puedes reírte de ti mismo, nadie puede hacerte daño”.