El viernes 8 de septiembre ocurrirá algo que jamás había pasado en el teatro de México ni América Latina.

La obra que se presentará esa noche en el Foro Shakespeare tendrá como actores a un grupo de reclusos del centro penitenciario de Santa Martha Acatitla, quienes saldrán por unas horas de su encierro para montar “Esperando a Godot”.

El objetivo de esta función es demostrar que el arte y la cultura sirven en la rehabilitación de los delincuentes. Así lo cuenta Itari Marta, directora del Foro y del proyecto:

“En un país donde se subestima tanto al arte, puede sonar medio romántico, pero la realidad es que el teatro y el arte cambia vida, y no es porque lo diga yo, sino que históricamente ya sucedió, eso hacían en Grecia y en la antigüedad para presentar proyectos y cambiar ideas”.

Los trámites para sacar a los cinco reos que ofrecerán la función tardaron más de un año en ser resueltos.