Las mujeres que trabajan y atienden las labores del hogar sufren estrés crónico por la sobrecarga a la que se enfrentan. Se estima que cerca del 70 por ciento de ellas la padece y pueden presentar dolores de cabeza, fatiga, sudoración, neurodermatitis, alimentación excesiva y alteraciones del sueño.

“vamos a reconocer signos o síntomas de alarma que nos van a hablar en la presencia, en la condición del estrés en la madre trabajadora, dolores frecuentes en la cabeza, fatiga habitual, sudoración continua, padecimientos gastrointestinales, en bien común que se desarrollen síntomas como distensión abdominal, alteraciones en los hábitos intestinales, al evacuar, pasas por periodos de estreñimiento que se alternan con periodos de diarrea, por ejemplo”

Marcelo Ramírez, jefe del servicio Cardiología del Hospital General de México, dijo que esta condición provoca en las mujeres, irritabilidad y tristeza que también puede derivar en depresión

De acuerdo con datos la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI refiere que en el tercer trimestre de 2016, 20.8 millones de mujeres de 15 y más años forman parte de la población económicamente activa en el país.

Recomendó hacer ejercicio, natación alimentarse adecuadamente, así como evitar el tabaco, café alcohol y dormir por lo menos siete horas.

También se debe evitar usar el celular antes de dormir y evitar tomar café. Sin embargo, en caso de que el estrés y la ansiedad se tornen incontrolables se debe acudir a terapia.