Foto: NOTIMEX

Norberto Ronquillo, el joven secuestrado y asesinado en la Ciudad de México, tuvo la oportunidad de festejar por concluir sus estudios y lanzar su birrete junto con sus compañeros.

Así lo aseguró su madre Norelia Hernández, en la ceremonia religiosa donde la generación de Norberto celebró el concluir sus estudios.

El joven alumno de la Universidad del Pedregal, formaba parte del comité de estudiantes que organizaron la fiesta de graduación.

La señora Hernández declaró que antes del asesinato de su hijo, “fue a un baile de graduación para ver el salón y ver si les iba a gustar el ambiente. Entonces él tuvo su fiesta de graduación, él tuvo la oportunidad de una foto, aventó su birrete”.

Por la noche, en el Centro Libanés, se llevó a cabo una ceremonia académica en donde por primera vez el rector Armando Martínez, entregó un diploma póstumo honorífico.

Lo recibieron los padres del estudiante de 22 años y se tomaron la foto de graduación con todos sus compañeros.

Al concluir la ceremonia Norberto Ronquillo, padre, informó a los medios de comunicación que el personal de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México fueron removidos de su cargo y sustituidos por nuevos elementos, ya que no dieron resultados en el caso.

Comentarios: