El ex director de Petróleos Mexicanos, PEMEX, Emilio Lozoya, consiguió que un juez federal le otorgara un amparo para efectos.

Con esta acción, se obliga a la FEPADE, que depende de la PGR, a que informe si existe alguna diligencia pendiente como parte de investigaciones relacionadas al caso Odebrecht.

El juez Octavo de Distrito de Amparo en materia Penal, con residencia en la Ciudad de México, determinó que la FEPADE contará con un plazo de 30 días hábiles para que determine si existen o no, diligencias por practicar en su contra.

En este sentido la FEPADE deberá pronunciarse y hacer saber al promovente del amparo, sobre si los delitos que se le imputan prescribieron o no y en un plazo de 40 días naturales contados a partir de que termine el primer plazo que sean 30 días hábiles, determinar en definitiva lo que derecho corresponda.