La Secretaría de Defensa de Estados Unidos, afirmó que no hay planes para más ataques contra Siria.

El general Jim Mattis, declaró que fuerzas norteamericanas, de Reino Unido y Francia lanzaron ofensivas aéreas en Siria durante la madrugada del sábado, como respuesta a un ataque con gas venenoso que dejó a decenas de personas muertas la semana pasada.

Cabe señalar que la intervención fue el mayor ataque de potencias occidentales contra el presidente sirio, Bashar al-Assad, en el marco de la guerra civil de siete años que sufre el país y enfrenta a Estados Unidos y sus aliados contra Rusia, que intervino en la guerra en 2015 para apoyar a Assad.